CIELITO DEL PARAGUAY - Un perfil de Elvio Romero (2010)

$250,00
Calculá el costo de tu envío
Compartir

CIELITO DEL PARAGUAY. Un perfil de Elvio Romero.

Autor: ENRIQUE LLOPIS

188 páginas

Incluye CD “Cielito del Paraguay”

ISBN 978-987- 9093-02- 3

Año de edición: 2010

 

Sinopsis

En esta serie, Llopis deja testimonio de su estrecha relación de vida y obra con algunos de los poetas más importantes de habla hispana. En este caso acerca a los lectores un recorrido por la vida del gran poeta paraguayo Elvio Romero, con quien Llopis tuvo una profunda y estrecha relación que queda plasmada en estas páginas.

Esta biografía del enorme poeta rescata la vida, la obra y nos acerca al universo del poeta a través de las voces de sus amigos, cartas y testimonios que nos muestran la sentida admiración que por él han expresado Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Miguel Ángel Asturias, entre otros.

Acompaña esta edición el CD Cielito del Paraguay, que contiene la obra conjunta compuesta por Elvio Romero y Enrique Llopis, grabada entre Asunción, Granada y Buenos Aires, junto al Ensamble Sinfónico de Asunción y la participación de los artistas paraguayos: Vocal Dos, Juan Cancio Barreto, Lizza Bogado y Contrapunto.

 

Palabras de Juan José Manauta

Conocí a Elvio Romero en el 47 (cuarenta y siete), cuando su Patria, nuevamente avasallada (esa vez desde adentro), por quienes, falsos, se hacían llamar "sus hijos", lo aventó hacia estas tierras para ponerse a salvo, ellos, de la terrible amenaza de sus versos.

Sabían que éstos no les perdonarían haber intentado acallar a quien más la amaba y la defendería mejor que con fusiles y machetes. Sabían además que esos versos los borrarían para siempre de toda memoria de la dignidad Paraguaya, que había ganado un lugar en la Historia de la dignidad humana.

Pasado, presente y futuro se habían aliado en una poesía que los abarca y que nos trae tozudamente su recuerdo.

Me regocija que alguien recupere para la cultura americana una presencia que no había muerto para nadie y menos para nosotros, siempre ávidos de

semejante belleza.

 

Juan José Manauta 

Buenos Aires, 12 de agosto de 2010